martes, 17 de mayo de 2016

Noticias - Pedro Almodóvar presenta Julieta en Cannes

Pedro Almodóvar ha presentado Julieta en el Festival Internacional de Cine de Cannes, un certamen en el que, según ha asegurado, prefiere concursar, al contrario que otros directores como Woody Allen o Steven Spielberg. «Yo no tengo el talento de ellos. Una vez que vengo a Cannes prefiero competir, porque mi película va a ser vista y recibir críticas de todas formas… Es más excitante para mí y para los medios y así demuestro que no soy una vaca sagrada».

Pedro Almodóvar y el equipo de Julieta en el Palais des Festivals de Cannes

Pedro Almodóvar, sereno y sonriente, se adueñó de todas las miradas en la alfombra roja del Festival de Cannes, donde es venerado como uno de los más grandes directores de la actualidad. De negro riguroso y con gafas de sol, ascendió junto al reparto de su nueva película por las escaleras del gran teatro Lumière, mientras los altavoces hacían sonar la versión de Volver que Estrella Morente cantaba en la película del mismo nombre, así como el tema Si no te vas de Chavela Vargas.

Julieta nació de tres relatos de la canadiense Alice Munro que impresionaron a Almodóvar: Destino, Pronto y Silencio. «Traté de unificarlos porque había una misma protagonista, Julieta. Cuando decidí hacer la película en España y, por tanto, ajustar la historia a la geografía española, olvidé a Munro y me adapté adonde me llevan los personajes». Y aquí el personaje principal es, una vez más, una madre. «Ya he hecho muchas películas sobre madres. Pero esta es la madre más vulnerable, débil y con poca capacidad para luchar de mi carrera, posee cierta resistencia pasiva en comparación con el resto de madres. Como guionista la hago sufrir pérdidas irreparables que la van minando. Al final es un zombie que camina por las calles sin esperanza».

El equipo de Julieta en el photocall del Festival de Cannes 2016

Hubo un momento en que Julieta pudo haber sido el primer rodaje en inglés de Almodóvar. «El primer borrador lo escribí en inglés, y en vez de Canadá se desarrollaba en el estado de Nueva York, que lo conozco mejor. Tenía a Meryl Streep para encarnar el personaje principal. Pero no estaba seguro. En Estados Unidos, cuando se van a la universidad, los hijos rompen vínculos con su madre. En España, aunque te vayas de casa, sigues unido a tu familia. Así que cambia la visión». Al adaptar el guion a su nuevo contexto español, Pedro Almodóvar optó por que el papel protagonista fuera interpretado por dos actrices distintas. «Adriana encarna a la mujer de los ochenta, libre y sin prejuicios. Emma ya ha vivido sus experiencias, algo perfecto para su papel, y eso se ve en su mirada, algo que no se puede maquillar».

Sobre esta Julieta madura el director ha confesado una cierta cercanía. «La vejez no es una enfermedad sino una masacre, dice Philip Roth. Estoy muy de acuerdo. Nunca hubiera podido filmar esta película antes. Es cierto que echo de menos mi juventud, aquellos años ochenta. He tenido que apostar por la salud, decisión necesaria para seguir trabajando, pero decisión triste. Y ese sentimiento de tristeza impregna mis películas de esta década. Yo a Adriana le conté cómo eran las mujeres de los ochenta porque las actuales no tienen nada que ver»En cuanto a su actual paralelismo con la Julieta madura que encarna Emma Suárez, Pedro Almodóvar confesó sentirse identificado con todos los personajes de sus veinte películas, para bien o para mal. «Son filmes muy distintos, pero los veinte me representan como eslabones de una cadena. Mi vida está en estas películas. No escribiré nunca mi autobiografía, he prohibido que nadie haga mi biografía, y en el futuro no dejéis que rueden un biopic sobre mí. Pero hoy, ahora, esa Julieta madura soy yo».

Pedro Almodóvar y el reparto de Julieta en el Festival de Cannes

Preguntado acerca de su legado, el director respondió ser muy consciente del paso del tiempo, y de todo lo que conlleva. «Empiezo a sentir los miedos de si esta es mi última vez en Cannes, si será mi última película, si es la última vez que hablo con la prensa… De repente empiezo a ver que hay gente rara que quiere estudiarme. Lola García, mi asistente, custodia mis papeles. Yo ya destruiré en su momento lo que haya que destruir. Aunque me gustaría que cuando no esté aquí la gente siga viendo mis películas o al menos que tenga acceso libre a ellas».

Almodóvar habló también acerca de su estilo y de sus celebrados colores, muy presentes en Julieta gracias a la impecable fotografía de Jean-Claude Larrieu. «Soy muy barroco y, mi formación viene del arte pop, lo que me impulsa a un colorido exagerado. Cuando estaba rodando Mujeres al borde de un ataque de nervios, descubrí de forma indirecta que mi madre había vestido de negro, por luto, desde que cumplió los tres años, y que cuando me concibió seguía de negro. Me ha marcado ser gestado dominado por ese color y pienso que de ahí nació una respuesta rabiosa a esa imposición. El negro es glamouroso, no hay más que ver su uso en las alfombras rojas, excepto cuando es una imposición, que se convierte en una maldición».


Rueda de prensa de Julieta en el Festival de Cannes

La película, presentada por Pedro Almodóvar junto a Emma Suárez, Adriana Ugarte, Daniel Grao, Inma Cuesta, Michelle Jenner, Rossy de Palma y Agustín Almodóvar, fue recibida con una gran ovación tanto en el multitudinario pase de prensa como en el estreno en la gran sala Lumière del Palais des Festivals.

1 comentario :

  1. muy buena pelicula JULIETA, tecnicamente perfecta,

    ResponderEliminar