domingo, 30 de septiembre de 2018

Noticias - Almodóvar desvela las claves de Dolor y Gloria

Pedro Almodóvar ha desvelado en un texto propio las claves de su esperada película Dolor y Gloriala tercera parte de una trilogía de creación espontánea (junto con La Ley del Deseo y La Mala Educación) que ha tardado 32 años en completarse. 

Pedro Almodóvar y Penélope Cruz durante el rodaje de Dolor y Gloria

«Dolor y Gloria sería la tercera parte de esta trilogía en la que el deseo y la ficción cinematográfica son los pilares de la historia. En las tres los protagonistas son directores de cine, pero la forma en que la ficción se entrevera con la realidad de cada uno es muy distinta en las tres narraciones», explica el director manchego en su texto«Ficción y vida forman parte de la misma moneda, y la vida siempre incluye dolor y deseo».

El director se ha referido también al rodaje de Dolor y Gloria, que culminó el pasado 15 de septiembre tras 44 intensos días. «Hace poco más de una semana que hemos terminado el rodaje y todavía no he salido de la película para poder hablar de ella con un mínimo de distancia. No me gustaría dar pistas falsas, los primeros comentarios no son necesariamente los más certeros y después te persiguen durante toda la promoción».

«No sé todavía qué película hemos hecho, pero sí puedo hablar de la excelencia de los actores y de que ha sido un rodaje idílico. Desde el primer día, la primera lectura del guion y el primer día de ensayo, Dolor y Gloria ha sido una película bendecida por la suerte. Un rodaje, por naturaleza, es una fábrica de conflictos. Esta vez no ha sido así».

«Dolor y Gloria habla, entre otros temas, de dos historias de amor que han marcado al protagonista, Salvador Mallo (Antonio Banderas), dos historias marcadas por el tiempo, el azar y la ficciónLa dinámica de una de ellas, titulada La adicción, tiene que ver con las raíces del teatro, la palabra y la memoria dolorida. Alberto Crespo (Asier Etxeandía), un actor que conoció tiempos mejores, interpreta un monólogo titulado La adicción cuyo autor, Salvador Mallo, habla de su fascinación por el cine, cuando las pantallas eran grandes muros encalados de blanco al aire libre; y también habla de una historia de amor amputada cuando aún estaba muy viva. El trío de actores implicados en esta ronda están deslumbrantes. El tercero es Leo Sbaraglia, que interpreta al amante que vuelve después de más de 30 años de ausencia. Asier y Leo han sido para mí dos grandes revelaciones, y respecto a Antonio Banderas creo que desde Átame! éste es su mejor trabajo. Esta película supone el renacimiento de Antonio, y que nadie me malentienda, pero todos los que hemos sido testigos de su interpretación, día a día, estamos conmocionados. Ha escogido, conmigo de la mano, la tesitura opuesta a la que caracteriza sus trabajos más importantes. Muy hondo, muy sutil, con una galería variadísima de gestos minúsculos, ha sacado adelante un personaje muy difícil y lleno de riesgos».

«Como sus dos predecesoras, Dolor y Gloria es una película de hombres; quiero decir, donde los protagonistas son los varones, muy apoyados en los personajes femeninos secundarios, la madre (Penélope Cruz y Julieta Serrano dándole cuerpo al mismo personaje en edades distintas), la asistente fiel (Nora Navas, muy rubia), la actriz (Cecilia Roth) y la beata del pueblo (Susi Sánchez). Ha sido una fiesta el reencuentro con las ya conocidas y una sorpresa con futuro trabajar con Nora Novas por primera vez».

Imágenes del rodaje de Dolor y Gloria

«Tenía muchas ganas de volver a trabajar con Julieta Serrano. Su precisión me ha impresionado tanto como en cada una de las películas que hicimos en los 80. Aquí todo se eleva cuando aparece ella. Penélope Cruz también es la madre, pero una madre distinta a las que ha interpretado conmigo. Muy distinta de la de Volver, por ejemplo. Es cierto que va despeinada en plan divento matta, como en Volver, pero es un despeinado distinto. Mal vestida, peor peinada y a principios de los años 60, tal vez sea inevitable pensar de nuevo en Sofía Loren, la madre de todas las madres. Pero en Dolor y Gloria Penélope está distinta, su personaje es una madre de posguerra, una mujer que como la mayoría de su generación tuvo que luchar muy duramente para sacar su familia adelante. Hay una amargura mansa, algo que se parece a la humillación y que Penélope resuelve con finura y sin aspavientos. Conozco a ese tipo de mujeres, me formé con ellas. Aunque la hemos despojado de todo glamour, la belleza de Penélope emerge, si cabe, con más fuerza. Gracias desde aquí a Raúl Arévalo, que interpreta al marido de Penélope, un cameo que él defiende como si fuera el protagonista».

«La suerte también me ha acompañado con los dos actores debutantes que interpretan sendos personajes cuya importancia en la historia se desvela al final. Me refiero al niño Asier Flores (interpreta a Salvador niño), y al joven César Vicente: ellos son las dos auténticas revelaciones, ésta es la primera vez que se ponen delante de una cámara. Contar con un niño actor de nueve años es una bendición; y contemplar la espontaneidad y pureza de César Vicente, un privilegio. Descubrir el nacimiento de dos actores y ser el primer testigo de su eclosión es uno de los regalos de ser director de cine».

«La película está en posproducción y esperamos estrenar algún día de febrero del próximo año. Para entonces tendré muchas más cosas que decir. No habrá quien me calle».

domingo, 24 de junio de 2018

Números Musicales - Salí porque salí

En Entre Tinieblas (1983), las Hermanas Redentoras Humilladas organizan una fiesta para celebrar la onomástica de su Madre Superiora (Julieta Serrano) y le ofrecen, como regalo sorpresa, la actuación de Yolanda Bel (Cristina S. Pascual).

Cristina S. Pascual interpreta Salí porque salí en Entre Tinieblas
Yolanda Bel (Cristina S. Pascual), la fugitiva que recibe acogida en el convento y de la cual la superiora está locamente enamorada, se abre paso en un pasillo decorado con hojas doradas y tiras de plástico. Sobre un improvisado escenario, las monjas acompañan entusiasmadas a la cantante, que interpreta el tema Salí porque salí. La Madre Superiora (Julieta Serrano) rebosa felicidad.

Salí porque salí es una canción del músico puertorriqueño Cheo Feliciano. En la película la versión de la canción de salsa tipo Fania All Stars es obra de Curel Alonso.

Yolanda Bel y las Hermanas Redentoras Humilladas cantan Salí porque salí en Entre Tinieblas

miércoles, 18 de abril de 2018

Noticias - Almodóvar anuncia el rodaje de Dolor y Gloria

Dolor y Gloria, la próxima película de Pedro Almodóvar se rodará este verano y estará protagonizada por Antonio Banderas y Asier Etxeandía. 

Pedro Almodóvar anuncia el rodaje de Dolor y Gloria

Pedro Almodóvar guarda los secretos de sus películas con mucho énfasis. Desgrana poco a poco sus proyectos, y su próximo rodaje estaba siendo un misterio. La productora El Deseo ha confirmado a través de una nota de prensa escrita por el propio director el título de la vigésimo primera película de Pedro Almodóvar: Dolor y Gloria. Estará protagonizada por dos personajes masculinos interpretados por Antonio Banderas y Asier Etxeandía. Dos actrices fetiches de Almodóvar, Penélope Cruz y Julieta Serrano, también estarán en la película en papeles secundarios pero esenciales.


En palabras del director, «Dolor y Gloria narra una serie de reencuentros, algunos físicos y otros recordados después de décadas, de un director de cine en su ocaso. Los primeros amores, los segundos amores, la madre, la mortalidad, un actor con el que el director trabajó, los sesenta, los ochenta, la actualidad y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando. Habla de la creación, cinematográfica y teatral, y de la dificultad de separar la creación de la propia vida».

Pedro Almodóvar y El Deseo planean comenzar el rodaje de Dolor y Gloria en la primera quincena de Julio en Madrid.

jueves, 5 de abril de 2018

Noticias - 30 Aniversario de Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios

Anoche la revista Vogue auspició el treinta aniversario de Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios (1988) en la Sala Equis de Madrid, un antiguo cine porno rehabilitado como sala multiusos, donde perfectamente podría haber acabado la noche alguno de los personajes de los filmes de Pedro Almodóvar.

Pedro Almodóvar celebra el treinta aniversario de Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios 

En la noche del treinta aniversario de su película más eterna, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios (1988), Vogue reunió a su director, Pedro Almodóvar, y a parte de su reparto en una minúscula sala de terciopelo rojo en la Sala Equis para recordar y revivir aquel rodaje en los Estudios Barajas, que recomponían un Madrid perfecto y artificioso. «Quería celebrar una ciudad perfecta, donde vas a una farmacia y no te piden receta, siempre hay un taxi esperándote en la calle, con colirio si hace falta, las señoras gordas y mayores saltan a la comba en las aceras, una señora de ochenta años podía presentar el telediario, pero en en donde los hombres siguen abandonando a las mujeres».

Entre palomitas y cócteles, Pedro Almodóvar brindó con sus mujeres, Rossy de Palma, Kiti Manver, Loles León y Julieta Serrano, con el cariño en la distancia de María Barranco (que actualmente representa en el Teatro de la Latina La comedia de las mentiras) y de Carmen Maura (de rodaje en Brasil), aunque las ausencias más emotivas fueron las de Fernando Guillén, Ángel de Andrés y Chus Lampreave, a la que Pedro recordó entre aplausos y lágrimas de sus fieles invitados. Entre ellos se encontraban Mario Vaquerizo, Alaska, Elena Anaya, Hugo Silva y actores del filme como Guillermo Montesinos o Carlos García Cambero.

«Que se celebren treinta años de una película es cuanto menos valiente y quiero pensar que eso la convierte en eterna. En 1988 yo estaba muy de moda y tenía, quizás, mejor humor que ahora, recuerdo que ante la pregunta ¿qué vas a hacer cuando haya pasado tu fiebre? siempre respondía lo mismo: convertirme en un clásico. Sólo con esta noche, estoy algo más cerca de esa idea», declaró Pedro Almodóvar. «Soy ateo y no creo en la posteridad. Pero si existe una posibilidad de que esta exista, yo creo que se parece bastante a la noche que estoy viviendo»

sábado, 24 de marzo de 2018

El arte de Almodóvar - Dis Berlin

Dis Berlin (Soria, 1959) es un pintor, escultor y fotógrafo español. Nacido bajo el nombre de Mariano Carrera Blázquez, toma su nombre artístico de una canción de Roxy Music a su llegada a Madrid en 1982. Autodidacta, su formación se ha nutrido de la admiración por los grandes maestros desde la pintura pompeyana a los clásicos del siglo XX como Klee, Matisse, De Chirico, Picabia, Meret Oppenheim o Polke. Igualmente importante en la formación de su mundo han sido la música, la literatura, la publicidad y el cine clásico; referencias todas ellas que situaron su trabajo en la primera línea de la escena artística madrileña en los años 80.

Collage sin título (1991) de Dis Berlin

Su primera exposición en 1982 reveló un autor con una profunda visión figurativa que construía escenas de gran fuerza narrativa e iconográfica. Sus pinturas a modo de fotogramas cinematográficos aislados o sucesivos, efecto conseguido por las divisiones del lienzo en distintas escenas, le otorgaron un sitio propio en la escena artística española. De estos años son muy conocidas sus colaboraciones pictóricas en la cinematografía de Pedro Almodóvar.

Entrados en los 90 su estilo se va concretando y se hace mucho más personal. Las claves técnicas son los colores saturados y los contrastes entre tonos fríos y cálidos, además de su combinación de puntos de vistas en pinturas planas en las que deliberadamente queda anulado el sentido de profundidad. Desde entonces su trayectoria ha estado marcada por los temas tratados en su particular estilo. Asuntos como el espacio del pintor, la descontextualización de los objetos cotidianos, o los circuitos que suman, unen y relacionan múltiples referencias personales a modo de un completo mapa personal. La obra de Dis Berlín se encuentra en Museos como el Museo Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), el Centro Atlántico de Arte Moderno (Las Palmas de Gran Canaria), IVAM (Valencia), Artium (Vitoria) o Marugame Hirai (Kagawa, Japón).

Ángel azul (1992), Canciones para Claudia (1992) y En mares lejanos (2015) de Dis Berlin

Aunque más conocido por su registro figurativo ha vuelto cíclicamente a la abstracción tanto en la pintura como en la escultura. Siendo su archivo de imágenes el pilar básico de su imaginario, una de las ramificaciones de su trabajo más fructíferas pero menos conocidas son el fotomontaje y el collage.

En Átame! (1990) el collage La noche del cazador (1989) adorna una de las paredes del dormitorio de Marina (Victoria Abril). En Kika (1993) los collages del personaje de Ramón (Alex Casanovas), incluidos los que aparecen en los títulos de crédito, son obra de Dis Berlin. Entre las múltiples obras del pintor soriano que aparecen en el film, destacan Virgen del cosmos (1992) y Blancanieves (1992). 

Obras de Dis Berlin en Kika (1993) y Átame! (1990)

En Julieta (2016) el corazón del tatuaje de Xoan (Daniel Grao) lo firma Dis Berlin, al igual que el cuadro marino En mares lejanos (2015) que el personaje de Antía (Priscilla Delgado) recupera para su habitación en Madrid.

Tatuaje y cuadro marino de Dis Berlin en Julieta (2016)

Además de pintor, Dis Berlin practica también la fotografía y la escultura como artista. Su relación con el arte es amplia, habiendo sido también galerista, editor y comisario de exposiciones, labor que sigue compaginando actualmente con la de creador.