domingo, 11 de mayo de 2014

Chicas Almodóvar - Charo López

Charo López (1943)

Charo López (Salamanca, 1943) estudió Filosofía y Letras en su ciudad natal mientras participaba en varias funciones de teatro universitario. Su incipiente vocación artística encontró cauce profesional con las películas El hueso (1967), de Antonio Giménez Rico y Ditirambo (1969), de Gonzalo Suárez. Estudió en la Escuela Oficial de Cine y perfeccionó su técnica teatral a la vez que trabajaba en numerosos espacios dramáticos de Televisión Española y en series como Los camioneros (1974), de Mario Camus y El pícaro (1974), de Fernando Fernán Gómez.

Su paso por el cine a comienzos de la década de 1970 se reduce al spaghetti western, con películas como El bandido Malpelo (1971) o El sol bajo la tierra (1972) y otros trabajos de escasa proyección. Luis Buñuel aprobó su participación en La Vía Láctea (1969), pero el sindicato de actores francés lo impidió por tratarse de una actriz desconocida. Su colaboración con Gonzalo Suárez continuó en El extraño caso del doctor Fausto (1969), La Regenta (1974) y Parranda (1977).

Su alto reconocimiento llegó en 1980 con un papel secundario en la serie de televisión Fortunata y Jacinta (1980), de Mario Camus, y especialmente, ya en plena madurez, gracias al personaje de Clara Aldán en Los gozos y las sombras (1982), serie de éxito basada en la novela homónima de Gonzalo Torrente Ballester. 

Posteriormente, encadenó trabajos relevantes para el cine como La colmena (1982) y La vieja música (1985), de Camus; Los paraísos perdidos (1985), de Basilio Martín Patino; Tiempo de silencio (1986), de Vicente Aranda y Lo más natural (1991), de Josefina Molina. Gonzalo Suárez volvió a dirigirla en la serie Los pazos de Ulloa (1985) y en las películas Epílogo (1984), Don Juan en los infiernos (1991) y El detective y la muerte (1994). Aunque no aceptó el papel que Pedro Almodóvar le ofreció en Matador (1986), sí trabajó finalmente en Kika (1993). En 1997 estrenó Secretos del corazón (1997), película de Montxo Armendáriz candidata al Óscar de Hollywood por la que consiguió el Premio Goya a la mejor actriz de reparto. Más tarde interpretó papeles breves en Plenilunio (1999), de Imanol Uribe o Tiempos de azúcar (2001), de Juan Luis Iborra y protagonizó La soledad era ésto (2002) y Nudos (2003).

Entre 1987 y 1989 realizó una gira teatral en Argentina con los montajes Hay que deshacer la casa y Una jornada particular. Desde entonces, como actriz y productora, se ha decantado por obras que potencien su vis cómica, entre ellas Tengamos el sexo en paz y Carcajada salvaje, representadas en la década de 1990 y también recientemente. Asimismo ha protagonizado Los puentes de Madison, Memorias de Sarah Bernhardt y El otro lado.


En Kika (1993) Charo López interpreta a Rafaela, la difunta mujer del escritor Nicholas Pierce (Peter Coyote) y madre de Ramón (Alex Casanovas). Tras rechazar el personaje que Pedro Almodóvar le ofreció en Matador (1986), finalmente Charo López aceptó interpretar este pequeño papel, fundamental en el desenlace de la trama.

Charo López es Rafaela en Kika (1993)

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada